DEPORTES

Alfredo Berti cortó la música de la fiesta leprosa

El ahora exentrenador de Independiente Rivadavia causó sorpresa con su salida que nadie tenía en los planes. Ahora, habrá que rearmar un rompecabezas completo.

Alfredo Berti prendió las luces en el mejor momento de la fiesta y cortó la música que endulzaban los oídos leprosos. En el clímax cúlmine de la historia del club, el ahora exentrenador de Independiente Rivadavia tomó la decisión de dejar el cargo de director técnico en una maniobra que sorprendió a propios y extraños.

Lo que venía siendo un presente únicamente de alegría se cortó en seco. Primero fue la suspensión del Desafío de Campeones contra River Plate por el viento Zonda y casi en simultáneo llegó el anunció del propio Berti. Se lo comunicó a los jugadores y luego lo aclaró ante la prensa para despejar cualquier tipo de especulación sobre la ola de rumores que circulaban por todos lados: “Se lo manifesté al plantel y a los dirigentes. Solo me queda agradecerles a ellos y a los hinchas, quiénes demostraron que si tiramos todos para el mismo lado se pueden lograr grandes cosas”.

Casualmente, esa parte de su declaración es la que no tomó en cuenta el entrenador. Por lo menos de cara a lo que viene. Por motivos personales, el DT que le dio el histórico ascenso a la Lepra tomará su propio camino y ese periplo no lo transitará en la misma sintonía que Independiente Rivadavia.

Berti se lo comunicó primero a los jugadores.

Si bien desde la Comisión Directiva se encargaron de aclarar que fue algo en buenos términos, también confirmaron que no esperaban tal decisión. Es que más allá de la salida del cargo, coinciden todos en que si Berti lo anunciaba antes, hubiese tenido más margen de maniobra para diagramar una titánica tarea de cara al bautismo en la elite del fútbol argentino: “Perdimos tres semanas”, dijeron desde las entrañas de la CD. 

Ahora, los dirigentes saben que no sólo tienen que armar un plantel competitivo para estar a la altura de las exigencias en Primera División, sino que ese trabajo deberá arrancar por la elección de la cabeza que estará al frente del proyecto. Primero, deberán seleccionar detalladamente al reemplazante de Alfredo Berti, y junto a él, empezar a diagramar el camino a seguir en lo que respecta a contrataciones, salidas, pretemporada y otras yerbas.

De esta manera, lo que debía ser una fiesta se interrumpió de manera imprevista. No habrá celebración en cancha y tampoco estará el padre de la criatura ejerciendo de anfitrión. Se viene un arduo trabajo por delante.

Fuente: MDZ

Autor

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *