MENDOZA SALUD

Anestesiólogos complican las operaciones en hospitales de Mendoza

Una especie de huelga de un tercio de estos médicos condiciona la capacidad del Estado para atender la demanda de intervenciones quirúrgicas. Quieren ganar más de 40 mil pesos por guardia.

El 30 por ciento de los anestesiólogos quieren ganar más de 40 mil pesos por guardia. Ese es el dato duro por el cual está resentido el sistema de atención en los quirófanos de los hospitales públicos de Mendoza. Estos profesionales de la salud se constituyen como un sector rígido que plantean sus exigencias de honorarios aventajando en montos a sus colegas en otras especialidades.

Son casi 200 profesionales que se especializan en esta rama de la medicina en nuestra provincia de los cuales unos 60 son prestadores del Estado, y son quienes han rechazado renovar sus contratos y forman un núcleo duro dentro de los espacios de la salud, cobrando en consecuencia más que el resto. El gobierno se encuentra en un brete por este nudo que le presentan los anestesiólogos.

Para tener una idea de este momento delicado que se encuentra la atención tan específica hay que saber que con la última actualización un médico cobra en una guardia de fin de semana 29 mil pesos y por el mismo servicio pero dentro de la semana laboral, 27 mil pesos.

La Asociación Mendocina de Anestesiología señala que su cometido es representar, defender y promocionar los intereses de carácter profesional de los médicos anestesiólogos. Y en su espacio de Facebook difunden mensajes de valoración de su tarea. En ese contexto el metamensaje es que estos especialistas deben ganar en proporción a la responsabilidad que tienen de garantizar la vida de los pacientes, antes, durante y posterior a cada operación. «Somos los responsables de la seguridad del paciente antes, durante y después de la intervención ¡Un paciente, un médico anestesiólogo!», proclaman.

Negociación sin anestesia

Imagen de una tarea quirúrgica.

Hay un proceso de negociación en marcha aunque los delegados oficiales entienden que los márgenes de acuerdo son casi nulos, porque los profesionales que han decidido no renovar sus contratos están sentados sobre números que superan las remuneraciones del plantel médico y el resto de los profesionales de la salud que intervienen en el proceso de atención quirúrgica.

Desde el jueves 24 de febrero se conoció esta disconformidad de los anestesiólogos cuando presentaron un escrito en  el Ministerio de Salud. Luego llegó ese mismo texto al Senado provincial.

«Más de 50 médicos y médicas de  servicio de Anestesiología de hospitales públicos de Mendoza no renovarán las prestaciones trimestrales que se encuentran vigentes, debido a la falta de actualización de honorarios acorde a la situación inflacionaria actual. Por lo que no van a asistir a los hospitales desde próximo 4 de abril y en consecuencia el Estado no podrá garantizar el derecho a la salud pública a la población«, remarcaba una crónica alertando la situación que ahora se está sintiendo en los centros sanitarios.

Fuente: Mendoza Post

Autor

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *